Aragón

1 entrada

Mitología aragonesa. La mitología de Aragón está poblada de gigantes. Esto es así porque está muy influenciada por su orografía, sobre todo en la zona lindante con los Pirineos. A estos titanes se los conoce como Omes Granizos, y están completamente vinculados a las altas montañas de la cordillera. Seres gigantescos son también el basajarau, protector de rebaños y pastores, y el fotronero silván, un ser agresivo y maligno. Las hilanderas también son auténticas gigantas, constructoras de dólmenes y megalitos.

Pero no todo son gigantes. El muy nutrido legendario mitológico aragonés abarca seres pertenecientes a los cuatro elementos de la naturaleza y también al mundo de ultratumba. Los duendes de Aragón reciben el nombre de menos y menutos, que son duendes domésticos protectores de la casa y de los animales. También están los duendes enredadores, que se dedican a hacer bromas y travesuras en los hogares en los que han establecido su morada. Los demonios familiares están representados por los infatigables y peligrosos diaplerons, cuyos servicios pueden resultar altamente arriesgados.

Las náyades de Aragón reciben el nombre de fadas, moricas o moricas encantadas, encantadas o encantarias. No todas las hadas de Aragón son buenas; las mau encantats de Huesca se dedican a llevarse a los niños a los que sus madres no han sabido proteger. Por último, también están presentes en esta mitología las lainas, que, con sus pies palmeados,  son equivalentes a las lamias de las mitologías colindantes. El mundo de ultratumba está representado por las almetas, almas en pena que, cuando van en procesión, portan luces en alto y reciben el nombre de lumbretas.

Las mouras de galicia tienen relación con las serpientes y en algunos relatos son morenas.

Mouras, xanas y demás náyades; las bellísimas ninfas del agua

Mouras, janas, moiras encantadas, donas, encantos, xanas, xianas, inxánganas, anjanas, lamias, dones d’iagua, fadas, moras, moricas encantadas, encantarias. Todas ellas son familia. Estas bellas criaturas tienen una presencia fortísima en las mitologías de la Península Ibérica y forman un conjunto de seres mitológicos que comparten unos claros rasgos morfológicos e idiosincrásicos. Las mouras son náyades Hablemos de náyades, las ninfas de los cuerpos acuáticos de […]