As sereas: recorrido por todas las sirenas de Galicia

As sereas, nombre con el que se conoce en Galicia a las sirenas, son criaturas míticas bien conocidas por todos. Nos llegan desde la antigüedad, están presentes en muchas mitologías y han sido utilizadas hasta la saciedad en el arte y el entretenimiento. Las sereas gallegas son, pues, seres sobrenaturales con el cuerpo de una bella mujer de largos cabellos. Por otro lado, de cintura para abajo tienen un gran parecido con los peces, aunque manteniendo una figura claramente femenina. Siempre se ha dicho que atraen a los marineros gracias a su portentosa voz, que puede tener propiedades hipnóticas y, cuando no, es poderosamente seductora.

As sereas de Galicia
En las costas gallegas viven muchas sirenas

Hace milenios, las sirenas se describían con cuerpo de ave. Ya entonces seducían a los navegantes y provocaban que muriesen en el mar. Muchas siguen haciendo lo mismo a día de hoy, pero no todas. Hay sirenas buenas igual que las hay malas. Se dice que llevan un espejo y un peine y que peinan sus largos cabellos mientras cantan sobre una roca. Su canto es algo extraordinario y sobrenatural.

El cristianismo medieval, en su intento de destruir la riqueza del folclore de las naciones, las identificó como encarnaciones del mal. En esta nueva imagen del mito, las sirenas simbolizaban la lujuria.

As sereas de Galicia

Está claro que las sirenas gallegas viven en un entorno muy adecuado para ellas. Las rias de Galicia están llenas de playas maravillosas, de cuevas, de islas rocosas. Todos estos lugares son residencias perfectas para una sirena. Se dice que algunas viven en palacios submarinos llenos de riquezas. Otras viven en cuevas, e incluso hay algunas que se han ido a vivir con el ser humano.

Las sereas cantan en A Furna das Sereas; La sirena más famosa es la Maruxaina, pero la sigue muy de cerca Mariña, la serea de Sálvora, fundadora del linaje de los Mariños de Lobeira. También están la serea de Fisterra, la serea del Orzán, la de las islas Miranda, la del río Lerez y la de Mogor.

¡Vamos a por ellas!

La serea de Fisterra

Esta sirena fue, en su día, una mujer mortal. Se convirtió en sirena tras sobrevivir a lo acontecido en la ciudad de Duio. Hoy, se comporta como una sirena clásica, lo que significa que atrae a los marineros para guiarlos a su perdición. Aquí tenéis su historia:

La serea de Fisterra, una de nuestras sereas.
La serea de Fisterra contempla los Bois de Gures

La serea del Orzán

En la playa actualmente conocida como «del matadero», en la ciudad de La Coruña, está emplazada la escultura de «La Sirena del Orzán», realizada por Márgara Hernández Smet en 1995. Esta sirena y su leyenda forman parte del imaginario colectivo de la ciudad herculina. Ubicada sobre las rocas de esa playa, este ser mitológico nos avisa de los peligros que entraña el mar.

La sirena del Orzán también tiene su propia leyenda. Dicen que era una chica mortal que murió ahogada en esa misma playa. Un tiempo después, el mar la devolvió en forma de sirena y allí se quedó, convertida en piedra, inmovilizada por el resto de la eternidad.

Mucha gente cuenta leyendas sobre cómo librarla de su encantamiento para que recupere su cuerpo de antaño. Esta transformación en piedra no es algo nuevo ya que, según muchas leyendas clásicas, las sirenas cayeron en la decadencia y perdieron sus poderes, tras lo que volvieron al océano y se convirtieron en islas rocosas y peñas marinas.

La sirena de las islas Miranda

Una sirena vive en las islas Miranda, en la ría de Ares, en unos islotes pedregosos. En ciertas ocasiones se la puede ver, tomando el sol, en las playas de la zona. Los relatos populares nos hablan de su gran belleza e incluso describen su cola, que luce escamas rosadas y plateadas.

Su bella leyenda se parece un poco a la de Mariña, la sirena de Lobeira. De esta manera, la serea de las Islas Miranda es descubierta por un hidalgo de gran poder que se la lleva a su casa. Después de un tiempo fuera del agua, esta sirena empieza a perder las escamas y su cuerpo se vuelve humano. Enamorados, ambos se casan y tienen hijos.

En todo momento vemos que su historia se asemeja mucho a la leyenda de la serea de Sálvora, matriarca de los Mariños de Lobeira, pues parece ser que también era muda y que su marido consigue que expulse lo que le obstruía la garganta al hacerla gritar tras amenazarla con matar al hijo de ambos.

La Maruxaina, la más popular de nuestras sereas

La extraordinaria Maruxaina es una de los seres míticos más vivos de nuestro folclore. Esta popular sirena ha trascendido su condición de leyenda para convertirse en una entidad viva y muy querida. Su leyenda se relata de forma escenificada en una celebración tan importante que ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico de Galicia. Estamos hablando de la fiesta de la Maruxaina de San Ciprián.

La maruxaina, una de las sereas de Galicia.

La Maruxaina responde por completo a la imagen actual de una sirena, por lo que tiene cuerpo de mujer y cola de pez. Vive en la cueva de Xan Vello, bajo el islote de La Sombriza, en el archipiélago de Os Farallóns, enfrente de la población de San Ciprián. Algunos dicen que esa cueva es un hermoso palacio submarino, otros que es una gruta terrible y oscura.

Esta extraordinaria criatura acostumbra a subir a lo alto de su isla, desde donde tiene una vista magnífica del mar Cantábrico, que rompe con fuerza sobre las rocas. A la Maruxaina le encanta hilar, y a veces se la ve haciéndolo. Sin embargo, lo que más le gusta es contemplar el mar y a los marineros que faenan en esas aguas.

Existe un interesante debate acerca de sus intenciones y su personalidad… Un debate de vida o muerte para esta sirena. Si quieres saber más sobre la Maruxaina, aquí tienes un artículo de este blog que lo cuenta todo sobre ella: La Maruxaina: las dos caras de la sirena más popular de Galicia.

La serea del río Lerez

Pues sí, en el río Lérez hay una serea. A la altura de Calvelo hay una zona del río conocida como el Pozo Negro. Se llama así por por ser un lugar muy hondo; ni siquiera se sabe cuanto. Es un lugar muy peligroso, pues ya ha sucedido en varias ocasiones que la gente que se baña allí es atrapada y engullida por el remolino que forma el pozo. Al borde del pozo existe una roca enorme conocida como la Rocha da Moura. La leyenda dice que, todos los días, a las doce de la noche, aparece sobre esta roca una bella sirena que peina sus largos cabellos con un peine de plata.

Algunos aseguran que se trataba de una bella moza del lugar que se cayó en el pozo y se convirtió en sirena.

Mariña, matriarca de los Mariños de Lobeira

Mencionados frecuentemente en narraciones y documentos oficiales del siglo XV y XVI, la historia y leyenda van de la mano en lo que respecta a la mítica progenitora de los Mariños de Lobeira. Se les considera, según su propio mito, criaturas fruto de la unión de una famosa sirena con un hombre. Hoy en día, sus descendientes están por todas partes de Galicia.

Autores de todo tipo han tratado el tema y es opinión generalizada que todos los Mariño actuales proceden originalmente de la isla de Sálvora, en la ría de Arosa. Este origen fabuloso fue registrado por el licenciado Molina en su obra Descripción del Reino de Galicia. En ella escribió: 

Es una creencia popular en Galicia que, hoy en día, todas las personas que se apellidan Mariño son descendientes de la sirena de Lobeira. De hecho, el escudo heráldico de los Mariño luce un mar, representado por tres ondas, y está sostenido por una sirena.

En su leyenda, un hidalgo que, dependiendo de la fuente, puede ser el mismo Roldán, se encontraba una mañana paseando a caballo cuando divisó a lo lejos, en la playa, el cuerpo de una mujer. Se acercó y observó, sorprendido, que, aunque era muy bella, carecía de piernas y en su lugar poseía una cola de pez. Tal fue la primera impresión que le causó a Roldán, que se enamoró de ella al momento.

Cuando le preguntó su nombre, descubrió que la sirena era muda, por lo que Roldán la bautizó con el nombre de Mariña (la que procede del mar). El amor de la pareja convirtió a la sirena en mujer, y Roldán le fue quitando las escamas poco a poco.

Más tarde ella quedó embarazada, dando a luz un hermoso hijo de ojos azules. Era el primero de los Mariños de Lobeira. Si quieres saber la historia de esta familia, la de esta sirena y la de su marido, el caballero Roldán, aquí tienes un completo artículo completamente dedicado a ello:

La sirena de Sálvora y los Mariños de Lobeira, el linaje de una popular sirena

La sirena de Mogor

Esta sirena acostumbraba a subirse a una roca cercana a la playa de Mogor, en Marín, en los atardeceres de los días más soleados. Allí se quedaba hasta que el cielo oscurecía, y después volvía a la cueva en la que habitaba. Parece ser que la cueva que ya no existe, y de la sirena no se ha vuelto a tener noticia. ¿Habrá huido o seguirá viviendo por la bella zona de la península del Morrazo?

As sereas de Galicia en el arte

Las sirenas han estado muy presentes en el mundo del arte a lo largo de la historia. Urbano Lugrís, “el artista que imaginó el mar” (1908-1973), pintó en varias ocasiones a las sirenas gallegas. También están presentes en la heráldica (como hemos visto) formando parte del escudo familiar de los Mariño, que inspiró a Castelao (1886-1950) en su propuesta de bandera para Galicia a principios del siglo XX.

A Furna de As Sereas

En las proximidades de A Coruña está esta cueva llamada Furna das Sereas (Gruta de las Sirenas), desde la cual cantan las sirenas y atraen a los marineros para llevarlos hacia su muerte. Se dice que una sirenita canta allí, en la ensenada de los Pelamios. Algunos le llaman a esta cueva, precisamente, Sereiña (Sirenita). En los últimos años han muerto allí algunos hombres y han embarrancado buques como el Urquiola, el Aegean Sea…

As sereas, abanderadas del elemento acuático en la mitología gallega

El agua está poblada de seres míticos en la rica y abundante mitología de Galicia. Tenemos sirenas como la Maruxaina, la sirena de Lobeira y todas las demás que acabamos de conocer.

Pero no se queda ahí la cosa, ni mucho menos. Estas sirenas comparten los dos mares que bañan las costas de Galicia con otros seres, como los homes mariños y el terrorífico Home Marín. También está la temible Coca, que vive en la Ría de Vigo, frente a la población de Redondela. Es un mónstruo de renombre relativamente similar a un dragón. Otro engendro que vive en su propio reino submarino, el Borrón, es el terrorífico Urco, el Can do mar, que surge del océano llevando la muerte a los que tengan la desgracia de encontrarse cerca.

No hemos acabado, ni de lejos, porque si comenzamos a remontar el gran río Miño desde el mar no llegaremos muy lejos. Los xacios y las xacias nos harán pedazos. También son peligrosas las feiticeiras, que también viven en el río Miño, entre la localidad pontevedresa de Arbo y la villa portuguesa de Melgaço. Por último, tenemos a las mouras, las náyades de Galicia, bellas criaturas completamente vinculadas a los elementos acuaticos.

La serea de Fisterra es una de las sereas de Galicia.

Y estas han sido todas nuestras sereas… creo

Si alguno de vosotros, lectores, conoce una sirena de Galicia que no salga en este post, os pido por favor que me dejéis un comentario más abajo para que lo pueda actualizar. ¡Gracias!

Por cierto, si quieres echar un ojo a las demás criaturas de la mitología de Galicia, puedes hacerlo aquí: Mitología gallega.

Si lo que quieres es a TODAS las criaturas fantásticas que hay en este blog, aquí las tienes: Criaturas fantásticas en Desde Iliddiam.

As sereas: recorrido por todas las sirenas de Galicia Clic para tuitear

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “As sereas: recorrido por todas las sirenas de Galicia”